La economía circular en el sector agroalimentario

Actualmente, el mundo está pasando por una etapa de transición importante; uno de esos cambios es la forma de ver la economía mundial y la sociedad del consumo que están basados en recursos limitados. En la sociedad global está tomando popularidad un nuevo concepto de sistema de producción y de consumo: “La economía circular”, hablamos de una restauración total en los recursos naturales, y de los productos que salgan de ellos; llegando a la necesidad de usar de forma más consciente los bienes de la materia prima que sacamos de la tierra, así como la energía que consumimos para llevar a cabo el proceso de fabricación para nuestras necesidades diarias, de esta manera, el desecho de residuos y sus derivados ya no serán necesarios, siendo más responsables con el medioambiente y con la salud de los que habitamos en el planeta. 

Ahora bien, ¿cómo esta actividad innovadora influye en el sector agroalimentario? 

Una de las necesidades que hay que atender es el de contar con una capacidad óptima para alimentar a una población tan grande como la que tenemos en el planeta hoy en día; se ha presentado una logística poco eficaz en cuanto al almacenamiento y la distribución de alimentos, agregando los efectos producidos por el cambio climático, el sector agroalimentario se encuentra en una situación crítica. El objetivo principal de la aplicación de la economía circular en el sector agroalimentario es el de acabar con el exceso de producción y consumo alimentario, por lo que la economía circular nos puede traer beneficios a corto y largo plazo para las siguientes actividades involucradas en este sector:

  • Gestión de recursos primarios para una mejor capacidad de alimentos
  • Eficiencia en la gestión del riego en los diferentes cultivos
  • Mejor control de plagas que amenacen a los cultivos
  • Conservación de los alimentos que vayan saliendo de la producción
  • Controles de caducidad más rigurosos y eficaces

Por otra parte, es importante elegir cultivos responsables; es decir, que sean de un impacto bajo para el medioambiental, lo que conlleva a la necesidad de nuevos productos y para un mejor aprovechamiento de los alimentos con los que ya se cuentan; Esto traerá los antiguos métodos del sector agrario, donde se era más considerado con el medioambiente y se aprovechaban a consciencia todos los recursos que se tenían a la mano. Alguna de las estrategias que podemos usar para ser partícipes en la economía circular para este sector son: 

  • Administrar el agua, la energía y los recursos orgánicos
  • Producción más amigable y limpia en el sector agrario
  • Innovar en nuevos productos alimenticios
  • Propiciar la economía colaborativa, significa vender bienes y equipos a las empresas o bien, compartir nuestros recursos con estas. 
Sugerencias de

Más posts

footer